Ir al contenido principal

El cálculo del ROI en la evaluación de la formación médica continuada.

Cálculo del retorno de una inversión

El cálculo del retorno de una inversión (Return On Investment) (ROI) es un instrumento de valoración que formar parte de la planificación de cualquier acción empresarial, como paso previo a la ejecución de la acción y no post facto. Se trata, por lo tanto, de la valoración del retorno esperado de una determinada inversión.

La fórmula de cálculo del ROI es simple: Beneficios / Costes. Habitualmente se expresa en porcentaje, multiplicando el resultado por 100.

El objetivo básico del cálculo del ROI en una acción formativa, será el conocer si el proyecto de implantación de dicha acción formativa es productivo para la organización desde un punto de vista financiero.

El cálculo del ROI se relaciona con el nivel 4 del modelo de Kirkpatrick . Sin embargo el ROI es un valor que podemos obtener a priori, es decir, es una estimación de la relación entre los costes y beneficios de una acción formativa, a diferencia del nivel 4 de Kirkpatrick, cuyos resultados nos informa de esa misma relación pero con datos reales y efectuada a posteriori.

Calculo de los beneficios de una acción formativa.

Evidentemente el desarrollo de cualquier actividad formativa genera beneficios y costes. Sin embargo es bastante más complejo la identificación de los beneficios que los costes. En la tabla I, tomada de Josep M. Duart, se presentan los diferentes tipos de beneficios que se pueden generar con una actividad formativa.


Tabla I. Tipos de beneficios de un accion formativa.

Podemos diferenciar tres grupos de beneficios, desde los más fáciles de cuantificar como el ahorro en costes, el ahorro de tiempo, etc., a beneficios que muestran mayor dificultad para ser cuantificados como la innovación y la creatividad, mejoras en el trabajo, etc., y por último beneficios más complicados de cuantificar, o incluso imposibles de expresar en valores monetarios, como la satisfacción, la calidad de vida, la felicidad, el liderazgo, etc. También, en la tabla I podemos ver como los distintos grupos de beneficios se relacionan inversamente con el impacto de la formación y su incidencia en los resultados de la organización. Esto nos da idea de la dificultad para cuantificar los beneficios de una acción formativa, ya que los beneficios más interesantes son justamente los más difíciles de cuantificar.

Calculo de los costes de una acción formativa.

La determinación de los costes de la formación es más sencilla que en el cálculo de los beneficios. Algunos de los costes de una actividad de formación, según los casos,  podrían ser:
  • Costes indirectos por la ausencia del profesional del puesto de trabajo, sustituciones, etc.
  • Costes del profesorado, material, etc.
  • Costes de los elementos estructurales para realizar la formación:(locales, mantenimiento, etc.)
  • Costes de viaje, alojamientos, dietas.
El ROI como instrumento de evaluación de la formación continuada

Disponer de los elementos necesarios para realizar el cálculo correcto del ROI de una acción formativa solo es posible tras un correcto proceso de planificación, de diseño y de evaluación de la acción formativa. Para poder calcular el ROI en la etapa de diseño de una acción formativa se deben contemplar aquellos elementos que nos permitan evaluar el resultado esperado. En la tabla II podemos ver la secuencia de actividades del proceso formativo, tras la detección de necesidades, y los posibles instrumentos de evaluación.

Tabla II.- Actividades del proceso formativo
 



 

El ROI de una acción formativa forma parte de la fase de diseño y debe ser coherente con todo el proceso. No podemos pensar en beneficios y en costes sin saber exactamente qué queremos hacer, para qué y con quién. Esto nos lleva a la reflexión de que la incorporación del ROI en la evaluación de la formación continuada nos lleva a no limitarnos sólo a objetivos de la formación de mejora de conocimiento o habilidades, debemos determinar cómo esa mejora en habilidades repercutirá en los resultados económicos de la organización, cómo generará satisfacción en el usuario y cómo beneficiará a cada uno de los alumnos contribuyendo a su satisfacción y a su motivación personal.

En cuanto a la pregunta sobre si debemos medir el ROI de toda la formación, tal vez la respuesta deseable sea sí, pero este objetivo pude que resulte inviable. Es cierto que medir los beneficios económicos es la mejor manera de conocer la eficiencia de la formación. Pero medir el ROI en todas las actividades formativas puede resultar inviable. Además, no podemos olvidarnos que otros indicadores de la acción formativa, como la satisfacción del alumno, el aprendizaje y la transferencia al puesto de trabajo, de una manera directa o indirecta pueden conducir al incremento de la eficiencia de la formación y algunos de ellos son mas fáciles de medir. Quizás una buena aplicación de la evaluación del ROI sea en la toma de decisiones estratégicas sobre metodologías formativas, por ejemplo, formación presencial versus on-line, formación versus información, etc.

Bibliografía 


  1. De Haro García JM . La evaluación de la eficacia de la formación: ¿un problema sin resolver?. Disponible en: http://www.tdd-online.com/noticia/767/
  2. Duart JM. ROI y e-learning: más allá de beneficios y costes. Disponible en http://www.uoc.edu/web/esp/art/uoc/duart0902/duart0902.html
  3. ELQ-SMEs Project. Guía de la Metodología ROI: Método para el cálculo del ROI. University of Tartu, Distance Education Centre. Estonia. 2007. Disponible en: http://www.confecom.cat/leonardo/arxius/MetodologiaRoi.pdf
  4. Gairín Sallán J.  La evaluación del impacto en programas de formación. Disponible en: http://www.rinace.net/reice/numeros/arts/vol8num5/art1_htm.htm
  5. Kirkpatrick, Donald L.: Evaluating Training Programs: the Four Level. San Francisco: Berrett-Koehler Publishers (1994).
  6. Kirkpatrick, Donald L.: Evaluation. In R. L. Graig (Ed.): Training and development handbook. (3rd ed.) New York: McGraw-Hill (1987).
  7. Phillisps JJ Calcular el ROI de formación y desarrollo. Disponible en: http://www.epise.com/docs/ponencia_como_medir_el_ROI.pdf
  8. Pineda Herrero P. Evaluación del impacto de la formación en las organizaciones. Educar 27, 2000 119-133. Disponible en: http://ddd.uab.cat/pub/educar/0211819Xn27p119.pdf
  9. Rubio MJ . Enfoques y modelos de evaluación  del e-learning. Disponible en: http://www.uv.es/RELIEVE/v9n2/RELIEVEv9n2_1.htm

Comentarios

Post más populares

Eczema dishidrótico e hiperhidrosis

RESUMEN
El eczema dishidrótico es una dermatitis crónica, relativamente frecuente que afecta a las manos y a los pies. Se caracteriza por la aparición de vesículas de 1 a 2 mm, recurrentes y crónicas, en palmas, plantas, y caras laterales de los dedos, acompañadas o incluso precedidas de prurito.  Su etiología es desconocida, sospechándose que interviene la propia sudoración sobre un fondo atópico. También se la denomina dermatitis eczematosa dishidrótica, eczema paráptico o pómpholix, soliendose reservar el términos pómpholix para el subgrupo de pacientes que presentan erupciones agudas de grandes bullas en manos y pies.
La historia clínica y la exploración física suelen ser suficiente para establecer el diagnostico, caracterizándose por presentar las lesiones descritas y seguir un curso cíclico, alternando recurrencias con remisiones, que a menudo se resuelve sin tratamiento.
Algunos pacientes deberán ser tratados para disminuir la duración de las lesiones y prevenir las recurrenci…

Valoración del paciente con adenopatías

INTRODUCCIÓN
Se entiende por adenopatías, linfadenomegalias o linfadenopatías el aumento de tamaño o la alteración de la consistencia de los ganglios linfáticos. De acuerdo al tamaño se define como adenopatía aquellos ganglios linfáticos mayores de 1 cm. de diámetro, a excepción de los que se presenta a nivel inguinal y epitroclear, donde se consideran patológicos aquellos mayores de 1,5 cm. y 0,5 cm. de diámetro respectivamente, y también a nivel supraclavicular, que se consideran patológicos independientemente del tamaño. En cualquier otra localización corporal se pueden palpar ganglios más pequeños de 0,5 cm sin significado patológico. Sin embargo no solo el tamaño define un ganglio como patológico ya que otras características semiológicas deben ser valoradas, tales como consistencia, adherencia o no a los diferentes planos, sensibilidad.

ETIOLOGÍA
La palpación de ganglios aumentados de tamaño es un hecho frecuente en el ámbito de Atención Primaria, siendo a veces el propio paciente…

Poliglobulias: Aspectos prácticos para el médico de familia

INTRODUCCIÓN
La policitemia o poliglobulia se define como un aumento en la masa eritrocitaria. Se caracteriza  por un incremento del número de hematíes y/o de la cantidad de hemoglobina por unidad de volumen de sangre. El parámetro hematológico mas apropiado para su valoración es el hematocrito, debiéndose sospechar poliglobulia cuando este se sitúa de forma mantenida dos desviaciones estándar por encima de la media normal: 52% en varones y al 48% en mujeres. En caso de utilizarse la hemoglobina se debe sospechar poliglobulia cuando la hemoglobina es mayor de 18,5 g/dl en varones y de 16,5 g/dl en mujeres.



CLASIFICACIÓN Y ETIOLOGÍA
Es importante diferenciar si la poliglobulia es absoluta, con un aumento real de la masa eritrocitaria, o relativa, en la que hay un incremento de la concentración de hematíes por una pérdida del volumen plasmático, pero la masa eritrocitaria es normal.

Poliglobulia relativa o ficticia 
Es la poliglobulia que se produce por disminución del volumen plasmático,…