Ir al contenido principal

No a la violencia, no mas agresiones a los profesionales sanitarios



Otro acto de violencia contra profesionales sanitarios se ha producido en Madrid ¡A hachazos en el centro de salud! Son los titulares de muchos medios de comunicación.

Desde este blog deseo expresar mi mas enérgica condena y recordar que el problema de las agresiones, tanto físicas como verbales que reciben los profesionales sanitario y otros empleados públicos como profesores son cada vez más frecuentes y se ha instalado como un mal crónico intolerable.

Todas las Administraciones Autonómicas han elaborado Planes de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público, pero está claro, a la vista de sus resultados, que no están siendo eficaces. Ocurre muy frecuentemente en España , que se elaboran Leyes y Planes y Normativas sobre el “papel” perfectas, pero en la realidad se quedan en una mera declaración de intenciones, bien porque son Planes sin una clara dotación económica y, en consecuencia, nunca se llegan a implantar, bien porque no se evalúan periódicamente o se trata de Leyes o Normas imposibles de cumplir.

Las causas de esta violencia son muchas. En este trabajo de Francisco Javier Enériz Olaechea, Defensor del Pueblo de Navarra , he preferido para evitar sesgos elegir las opiniones de un profesional no sanitario,  se exponen algunas ideas y propuestas. En mi opinión esta violencia se origina en muchos casos por la disociación existente entre las expectativas de los usuarios de los servicios sanitarios y la oferta real que el sistema puede ofrecerles en un momento dado.

La falta de respeto y de educación, la exigencia de derechos y la ausencia de deberes son especialmente marcados en los Servicios Sanitarios Públicos donde la disociación existente entre las expectativas y la oferta real de servicios se saldan con frecuencia con insultos, puñetazos, hachazos, etc. Da igual la categoría laboral y el trabajo que desempeñen: médicos, enfermeras, auxiliares, administrativos, celadores…, todos son víctimas de este tipo de violencia.

No negaré que hay profesionales que deberían mejorar sus competencias para analizar y saber manejar las expectativas de la población,  de mejorar su trato y mostrar mayor sensibilidad, incluso disponiendo de poco tiempo para atender al paciente. Pero en ocasiones resulta imposible y en cualquier caso resulta injustificado emprenderla a golpes con el primer profesional sanitario que le atiende, exigir ser atendido el primero, sin presentar una urgencia vital, a insultar a quienes nos intentan explicar la situación, a golpear a los que no nos dan el medicamento que queremos, a romper el mobiliario porque no nos gusta la decisión del médico, o a agredir a cualquiera de estos profesionales, que, como los demás, están allí para intentar prestar el mejor servicio que saben y pueden.

Es necesario insistir en que se implanten y refuercen las medidas ya existentes y que se emprendan nuevos planes para atajar y disminuir este problema lamentable, que se relaciona con las condiciones idóneas en las que se deben prestar los servicios sanitarios y que daña de forma muy significativa la calidad del sistema sanitario.

Comentarios

Post más populares

Eczema dishidrótico e hiperhidrosis

RESUMEN
El eczema dishidrótico es una dermatitis crónica, relativamente frecuente que afecta a las manos y a los pies. Se caracteriza por la aparición de vesículas de 1 a 2 mm, recurrentes y crónicas, en palmas, plantas, y caras laterales de los dedos, acompañadas o incluso precedidas de prurito.  Su etiología es desconocida, sospechándose que interviene la propia sudoración sobre un fondo atópico. También se la denomina dermatitis eczematosa dishidrótica, eczema paráptico o pómpholix, soliendose reservar el términos pómpholix para el subgrupo de pacientes que presentan erupciones agudas de grandes bullas en manos y pies.
La historia clínica y la exploración física suelen ser suficiente para establecer el diagnostico, caracterizándose por presentar las lesiones descritas y seguir un curso cíclico, alternando recurrencias con remisiones, que a menudo se resuelve sin tratamiento.
Algunos pacientes deberán ser tratados para disminuir la duración de las lesiones y prevenir las recurrenci…

Valoración del paciente con adenopatías

INTRODUCCIÓN
Se entiende por adenopatías, linfadenomegalias o linfadenopatías el aumento de tamaño o la alteración de la consistencia de los ganglios linfáticos. De acuerdo al tamaño se define como adenopatía aquellos ganglios linfáticos mayores de 1 cm. de diámetro, a excepción de los que se presenta a nivel inguinal y epitroclear, donde se consideran patológicos aquellos mayores de 1,5 cm. y 0,5 cm. de diámetro respectivamente, y también a nivel supraclavicular, que se consideran patológicos independientemente del tamaño. En cualquier otra localización corporal se pueden palpar ganglios más pequeños de 0,5 cm sin significado patológico. Sin embargo no solo el tamaño define un ganglio como patológico ya que otras características semiológicas deben ser valoradas, tales como consistencia, adherencia o no a los diferentes planos, sensibilidad.

ETIOLOGÍA
La palpación de ganglios aumentados de tamaño es un hecho frecuente en el ámbito de Atención Primaria, siendo a veces el propio paciente…

Poliglobulias: Aspectos prácticos para el médico de familia

INTRODUCCIÓN
La policitemia o poliglobulia se define como un aumento en la masa eritrocitaria. Se caracteriza  por un incremento del número de hematíes y/o de la cantidad de hemoglobina por unidad de volumen de sangre. El parámetro hematológico mas apropiado para su valoración es el hematocrito, debiéndose sospechar poliglobulia cuando este se sitúa de forma mantenida dos desviaciones estándar por encima de la media normal: 52% en varones y al 48% en mujeres. En caso de utilizarse la hemoglobina se debe sospechar poliglobulia cuando la hemoglobina es mayor de 18,5 g/dl en varones y de 16,5 g/dl en mujeres.



CLASIFICACIÓN Y ETIOLOGÍA
Es importante diferenciar si la poliglobulia es absoluta, con un aumento real de la masa eritrocitaria, o relativa, en la que hay un incremento de la concentración de hematíes por una pérdida del volumen plasmático, pero la masa eritrocitaria es normal.

Poliglobulia relativa o ficticia 
Es la poliglobulia que se produce por disminución del volumen plasmático,…