Ir al contenido principal

Cistitis en mujeres: tratamiento.



La infección del tracto unitario (ITU) no complicada en las mujeres es una causa frecuente de consulta en Atención Primarias. Al menos un 40% de las mujeres presentarán una ITU a lo largo de su vida, generando este problema un importante consumo de antibióticos,  ya sea de manera adecuada o inadecuada, y la consecuente aparición de resistencias.

¿Cuál es la terapéutica más adecuada de la ITU no complicada en la mujer?

Lo primero, no prescribir antibióticos cuando no resulta adecuado, ya que hasta un 40% de los casos que se tratan no son ITU1. En este sentido McIsaac et al1 han validado en mujeres atendidas en Atención Primaria una regla basada en la presencia de tres criterios: disuria, leucocituria y nitritos en orina  (tratamiento antibiótico empírico si están presentes dos o más criterios, de lo contrario obtener un cultivo  y esperar los resultados). Tiene una sensibilidad del 80,3% y una especificidad del 53,7%. La aplicación de este algoritmo generaba en el estudio un descenso del 23% de las prescripciones de antibióticos y un descenso del 40% de las prescripciones inadecuadas. Además, aplicando este algoritmo en España, cuando se solicitase urocultivo y se esperase al resultado del antibiograma podría usarse de elección el cotrimoxazol al menos en dos tercios de los casos según los resultados del esfudio ARESC2

En segundo lugar, es necesario conocer periódicamente en cada lugar la etiología de la ITU no complicada,  la resistencia bacteriana y actividad de los antibióticos, de manera que en base a estos estudios se decida el tratamiento empírico más adecuado. En este sentido, Palou et al han publicado recientemente los resultados del estudio ARESC. Se trata de un estudio multicéntrico en el que participan 9 hospitales españoles, y cuyo objetivo es determinar la etiología y evaluar la sensibilidad  de los gérmenes a 9 antimicrobianos.

Se estudiaron 784 mujeres con ITU no complicada mediante muestreo consecutivo.  El cultivo de orina fue positivo en el 87,7% de las muestras. El ueropatogéo más frecuente encontrado fue Escherichia coli (E. coli) (79,2%), seguido por Staphylococcus saprophyticus (4,4%), Proteus mirabilis (4,3%), Enterococcus faecalis (3,2%) y Klebsiella pneumoniae (2,3%).
E. coli se mostro sensible a fosfomicina en el 97,2% de los casos, a la nitrofurantoína en el 94,1% y a ciprofloxacino en el 88,1%. Las tasas de resistencia a fluorquinolonas fueron más elevadas en mujeres postmenopáusicas (17% versus 10%). Las cepas de E. coli presentaron un 65% de resistencias a ampicilina (65%), un 34% a cotrimoxazol y  aproximadamente un 25%  a amoxicilina/clavulánico y cefuroxima.

Conclusiones

El Grupo Colaborador Español del Estudio ARESC concluye que en España se observan elevados porcentajes de resistencia de E. coli a antibióticos de amplio uso. La fosfomicina y nitrofurantoína son los antibióticos que muestran un mayor porcentaje de actividad  in vitro. Considerando otros aspectos prácticos, como la posología (una sola dosis) y la influencia del consumo total de quinolonas sobre los niveles de resistencia en enterobacterias y en otros microorganismos, fosfomicina trometamol representa una alternativa empírica de primera elección para la cistitis no complicada de la mujer.
 
Bibliografía

1.- W.J. McIsaac, R. Moineddin and S. Ross, Validation of a decision aid to assist physicians in reducing unnecessary antibiotic drug use for acute cystitis, Arch Intern Med. 2007; 167: 2201–2206.

2.- Palou J, Pigrau C, Molina I, Ledesma JM, Angulo J. Grupo colaborador español del estudio ARESC. Etiología y sensibilidad de los uropatógenos identificados en infecciones urinarias bajas no complicadas de la mujer en España (estudio ARESC) implicaciones en la terapia empírica Med Clin (Barc). 2011;136:1–7.

Comentarios

Post más populares

Eczema dishidrótico e hiperhidrosis

RESUMEN
El eczema dishidrótico es una dermatitis crónica, relativamente frecuente que afecta a las manos y a los pies. Se caracteriza por la aparición de vesículas de 1 a 2 mm, recurrentes y crónicas, en palmas, plantas, y caras laterales de los dedos, acompañadas o incluso precedidas de prurito.  Su etiología es desconocida, sospechándose que interviene la propia sudoración sobre un fondo atópico. También se la denomina dermatitis eczematosa dishidrótica, eczema paráptico o pómpholix, soliendose reservar el términos pómpholix para el subgrupo de pacientes que presentan erupciones agudas de grandes bullas en manos y pies.
La historia clínica y la exploración física suelen ser suficiente para establecer el diagnostico, caracterizándose por presentar las lesiones descritas y seguir un curso cíclico, alternando recurrencias con remisiones, que a menudo se resuelve sin tratamiento.
Algunos pacientes deberán ser tratados para disminuir la duración de las lesiones y prevenir las recurrenci…

Valoración del paciente con adenopatías

INTRODUCCIÓN
Se entiende por adenopatías, linfadenomegalias o linfadenopatías el aumento de tamaño o la alteración de la consistencia de los ganglios linfáticos. De acuerdo al tamaño se define como adenopatía aquellos ganglios linfáticos mayores de 1 cm. de diámetro, a excepción de los que se presenta a nivel inguinal y epitroclear, donde se consideran patológicos aquellos mayores de 1,5 cm. y 0,5 cm. de diámetro respectivamente, y también a nivel supraclavicular, que se consideran patológicos independientemente del tamaño. En cualquier otra localización corporal se pueden palpar ganglios más pequeños de 0,5 cm sin significado patológico. Sin embargo no solo el tamaño define un ganglio como patológico ya que otras características semiológicas deben ser valoradas, tales como consistencia, adherencia o no a los diferentes planos, sensibilidad.

ETIOLOGÍA
La palpación de ganglios aumentados de tamaño es un hecho frecuente en el ámbito de Atención Primaria, siendo a veces el propio paciente…

Poliglobulias: Aspectos prácticos para el médico de familia

INTRODUCCIÓN
La policitemia o poliglobulia se define como un aumento en la masa eritrocitaria. Se caracteriza  por un incremento del número de hematíes y/o de la cantidad de hemoglobina por unidad de volumen de sangre. El parámetro hematológico mas apropiado para su valoración es el hematocrito, debiéndose sospechar poliglobulia cuando este se sitúa de forma mantenida dos desviaciones estándar por encima de la media normal: 52% en varones y al 48% en mujeres. En caso de utilizarse la hemoglobina se debe sospechar poliglobulia cuando la hemoglobina es mayor de 18,5 g/dl en varones y de 16,5 g/dl en mujeres.



CLASIFICACIÓN Y ETIOLOGÍA
Es importante diferenciar si la poliglobulia es absoluta, con un aumento real de la masa eritrocitaria, o relativa, en la que hay un incremento de la concentración de hematíes por una pérdida del volumen plasmático, pero la masa eritrocitaria es normal.

Poliglobulia relativa o ficticia 
Es la poliglobulia que se produce por disminución del volumen plasmático,…